¿Cómo configurar correctamente el audio y la imagen de tu TV?

Algunas veces no estamos conformes con el sonido o la imagen que reproduce nuestra TV, y esto se debe a que requiere de algunos ajustes para optimizar su rendimiento

A quien no le pasó alguna vez que los subtítulos de una película aparecen fuera de cuadro, o la imagen se ve como estirada o comprimida, o quizás el volumen sube o baja abrúptamente al cambiar de canal. Cómo estos, hay muchos otros desajustes del audio e imagen que muchas veces son confundidos con mal funcionamiento de la unidad, y que pueden ser corregidos de manera muy simple.

¿Tenés problemas con la imagen?

Para chequear que todo esté funcionando correctamente, primero debemos realizar una prueba de imagen. Para esto hay que presionar:

 

Configuración de relación de aspecto

Muchas veces la imagen de nuestro Smart TV muestra visto bandas negras en la parte superior, inferior o en los laterales, o una imagen distorsionada, demasiado ancha o muy estrecha. Esto sucede porque la relación de aspecto no es la correcta para el contenido que estamos viendo. Para ver cómo está configurada esta relación de aspecto, debés seguir los siguientes pasos:

Entra en el menú de Ajustes, apartado Imagen, opción Relación de aspecto

16:9: Muestra una relación de aspecto en formato 16:9, que es el estándar de la TV de alta definición. Suele llamarse panorámico o widescreen.

Por programa: Cambia la relación de aspecto en función de la señal original.

4:3: Muestra una relación de aspecto en formato 4:3, que fue hasta 2009 el estándar utilizado en la televisión PAL, usualmente llamado cuadrado.

Zoom vertical: Permite ajustar el corte superior e inferior de la imagen y aplicar un zoom.

Zoom en todas direcciones: Permite ajustar el corte de todos los lados de la imagen y aplicar un zoom.

Original: Muestra la imagen sin recortar los bordes, decir en su tamaño original.

 

Otros problemas vinculados a la imagen 

Si te encontrás con algunos de estos problemas en la imagen de tu Smart TV, te decimos por dónde puede andar la solución:

La pantalla se superpone, aparecen franjas sobre todos los programas o sobre un programa específico: Fijate si está conectada correctamente el cable de tu operador de TV.

La pantalla tiembla luego de la aparición momentánea de líneas verticales u horizontales y un patrón de red: El problema puede ser causado por dispositivos electrónicos de alta frecuencia, como por ejemplo, otro televisor o fuentes electromagnéticas potentes.

Un programa transmitido digitalmente se detiene o su pantalla se ve quebrada: Esto ocurre cuando la señal es débil o la recepción es inestable. Debés comprobar la conexión del cable. Si la intensidad de señal es demasiado baja, comunícate con tu operador de cable.

No es posible ver transmisiones digitales aún cuando tenés contratado el servicio: Comprobá la información de suscripción a los servicios con tu proveedor de cable y pedí que revisen la señal.

No funciona al conectar un dispositivo USB: Comprobá que las versiones del dispositivo USB y del cable USB sean 2.0 o posteriores.

¿Tenés problemas con el audio?

Si te encontrás con algunos problemas de sonido en tu Smart TV, te decimos cómo resolverlos:

Ves bien la pantalla, pero el audio no se reproduce

• Intentá con otro programa

• Esta función sólo está disponible para modelos que cuentan con altavoces integrados. Comprobá si la salida de audio está ajustada en Bocina Interna del TV + Salida de audio (óptico) o Bocina interna del TV

• Esta función sólo esta disponible para modelos que sean compatibles con la barra de sonido del TV. Comprobá si la salida de Audio está ajustada en Barra de Bocinas de TV

 

El audio no está sincronizado con la imagen

• Si esto ocurre sólo en algunos programas, quizás sea causado por la señal de transmisión de la operadora de cable

El volumen sube y baja al cambiar de programa

• El volumen de salida de los diferentes canales puede variar. Elegí el Volumen automático de Encendido

  

El audio no se reproduce cuando lo conectas por HDMI/USB

• Verificá que estás utilizando un cable HDMI de alta velocidad. Si no funciona, verificá que las versiones del dispositivo USB y del cable USB sean 2.0 o posteriores.