Para ver en Netflix: “All things must pass”

A partir de hoy estará disponible en la plataforma de streaming, el documental que cuenta el apogeo y la caída de quien fuera por décadas un pilar de la industria de la música mundial: la cadena de disquerías Tower Records

Colin Hanks, el hijo documentalista de Tom Hanks, reconstruye en esta producción realizada en 2015, la historia de quien fuera por décadas, un protagonista indiscutible de la industria musical mundial. La historia increíble de Tower Records, está contada por Russ Solomon, quien en 1960 comenzó vendiendo discos usados en el mismo local en el que sus padres tenían una farmacia, y terminó construyendo una cadena de más de 200 disquerías ubicadas en 30 países, a lo largo de 5 continentes.

En las décadas previas al surgimiento de Internet, Tower Records era el lugar donde se conseguían las últimas novedades en música. En 1999 Tower Records tuvo ventas por 1000 millones de dólares, sin embargo apenas 5 años más tarde la MTV de las disquerías entró en bancarrota de la mano de algunos malos negocios, y de la descarga de música digital.

Colin Hanks relata en una entrevista, cómo surgió su fascinación por Tower Records “En Sacramento, donde nací, Tower Records era un motivo de orgullo local. Recuerdo ir a la tienda a comprar todos los CD que marcaron mi adolescencia, como el primero de Beastie Boys y ‘Nevermind’ de Nirvana. No sabría decir dónde ni cuándo descargué algo, pero recuerdo dónde compré un disco”.

Tower Records estuvo en el lugar justo, en el momento justo. Con el surgimiento de los movimientos hiipies y pacifistas de finales de los 60, San Francisco, (cuna de Tower Records), estaba en plena ebulllición. La gente llegaba y se quedaba impresionada con la gran cantidad de discos que allí había. Literalmente se podía encontrar de todo. No había género, artista o novedad que no tuvieran. Y como si eso fuera poco los artistas mismos se preguntaban, cuándo su obra llegaría a Tower Records, e iban a chequear con sus propios ojos, que hubiera una buena cantidad de sus discos en las bateas y que estuvieran bien ubicados. Llegar a Tower Records, era una de las patas más importantes de la popularidad.

El documental cuenta además con la presencia de grandes personalidades del mundo de la música como Dave Grohl de Foo Fighters, que trabajó en una de las tiendas antes de convertirse en una celebridad. Según el ex Nirvana era el único lugar donde podía ser contratado con el corte de pelo que tenía. También da testimonio Elton John que relata como cada lunes por la mañana llegaba antes que abriera la tienda para llevarse dos o tres copias de los discos nuevos que le interesaban. Y Bruce Springteen, que recuerda lo maravillado que estaba la primera vez que entró a Tower Records, y vio la enorme cantidad de discos que había a su alrededor.

De las más de 200 sucursales que Tower Records tenía alrededor del mundo, hoy sólo quedan las de Japón. Y allí, casi como un fenómeno aparte, todavía puede verse el cartel con el clásico logo amarillo y rojo de Tower Records junto al lema que fue guía de la compañía durante casi toda su historia: “Sin música no hay vida”.

Si querés disfrutar de “All things must pass” en máxima calidad, Netflix recomienda el LG Ultra HD Smart TV 55”, que cuenta con HDR Pro, 3D Color Mapping, y sonido ULTRA Surround. Otra de las recomendaciones de Netflix para ver programación en calidad Ultra HD, es contar con una velocidad de conexión estable de 25 megas, que permite apreciar los contenidos con buena fluidez.

¡Esperamos que disfrutes de esta nueva recomendación de Netflix!