La TV cumplió 90 años

En 1927 se transmitió la primera señal de televisión, que no era más que una simple línea recta en movimiento, pero que cambiaría para siempre la historia de las comunicaciones.

El 21 y 22 de noviembre de 1996, se celebró el Primer Foro Mundial sobre la televisión en la ONU, con el objetivo de promover la cooperación entre los Estados.

Pocos días después, la Asamblea General aprobó la creación del Día Mundial de la Televisión para conmemorar ese evento, y celebrarlo promoviendo intercambios de programas centrados en la paz, la seguridad, el desarrollo económico y social y la cultura.

El primer gran paso hacia la TV fue dado por Philo Farnsworth, un estadounidense de apenas 21 años, que desarrolló 1927 el tubo de vacío para la recepción de una señal de televisión. El estaba interesado en crear un sistema electrónico que uniese las características de la radio y el cine, y que pudiera transmitir imagen y sonido en forma simultánea. Tras varios años de trabajar en este proyecto logró transmitir la primera señal de televisión, que no era más que una simple línea recta en movimiento, pero que cambiaría para siempre la historia de las comunicaciones.

Varias décadas más tarde, la historia de la TV se pobló de nuevos hitos. La llegada del color en los ’60 (en nuestro país fue en 1978), la incorporación del control remoto a mediados de los ’80 y llegada de la pantalla plana a finales de los ’90, cambiaron para siempre nuestro modo de verla. Desde los televisores de Tubo con sus pantallas de 576 líneas horizontales, pasando por el Plasma a finales de los ’90, y el LCD (Liquid Cristal Display) al comenzar el nuevo milenio, los avances tecnológicos se hicieron cada vez más frecuentes.

Sin embargo la última década el salto  tecnológico de los dispositivos tomó un nuevo impulso. Los avances en conectividad y calidad de imagen transformaron para siempre la experiencia de ver televisión.

En 2005 llegó el esperado HD, la tecnología cuyos 720 píxeles de resolución, permitían acceder por primera vez a la TV de alta definición, pero dos años más tarde el Full HD con sus 1080 pixeles dejaban en el segundo lugar del podio la tecnología anterior. Finalmente en 2009 aparece la primera TV LED (Light Emitting Diode), y en 2010 hace su aparición la poco exitosa televisión 3D.

Pero es a finales del 2010 que llega otro gran hito de la historia de la televisión:  los Smart TV. Es con ellos que la TV cambia definitivamente. Porque no soló revolucionó totalmente la forma en que vemos televisión, sino que transformó por completo la industria misma de los contenidos para TV.

Por su parte las pantallas comenzaron a ser las protagonistas de la última revolución tecnológica de la TV, y a partir del 2011 hicieron su aparición en el mundo las TV 4k. Los 2160  píxeles entregados por estos dispositivos, también llamados Ultra HD (UHD), llevaron la calidad de imagen, casi al límite de la definición que puede percibir el ojo humano.

Y finalmente en 2017, con la tecnología OLED estamos presenciado el último gran hito en las pantallas.¿Pero de qué se trata esta nueva tecnología?

Ventajas de la tecnología OLED

La iluminación orgánica: El gran diferencial de este tipo de pantallas, que poseen pixeles capaces de encenderse y apagarse de manera independiente, sin necesidad de contar con paneles LED. Esto permite la reproducción de negros absolutos, con infinito contraste entre luces y sombras, y colores muchos más brillantes.

Diversidad de colores: A los tres colores verde rojo y azul (RGB) de la tecnología anterior, OLED sumó un cuarto color, el blanco, lo que expandió la escala cromática un 30%, permitiendo más de un millon de variaciones de color. Gracias a esta tecnología es posible afirmar que estos nuevos televisores ofrecerán por primera vez en la historia colores perfectos.

Calidad de imagen desde cualquier ángulo: Mire de donde se mire, un TV OLED ofrecerá colores, contraste y brillo sin ningún tipo de distorsiones.

Calidad de imagen HDR: La calidad High Dinamic Range, se traduce en mayor nitidez, una enorme calidad de matices, y máxima luminosidad del panel. El contraste ofrecido por la TV OLED es impactante, generando una ilusión de profundidad nunca antes vista.

Rapidez de respuesta: Las TV OLED son cien veces más rapidas que los televisores LED. Esto permite que las escenas en movimiento se vean absolutamente nítidas, sin destellos o efectos borrosos, lo que hace que las TV OLED sean ideales para ver films de acción, programas deportivos o jugar videojuegos.

Pantallas ultra delgadas: Ya que su panel no tiene capas internas, las TV OLED tienen un espesor menor a un centímetro, y puede llegar hasta los 2,5 milímetros.

Ahorro energético: Las pantallas OLED son más ecológicas, ya que ahorran mucha más energía en comparación con pantallas con retroiluminación LED.

Ej junio LG anunció el lanzamiento en exclusiva de la primera TV OLED con resolución 4K de la Argentina. La misma ya puede conseguirse en el país en sus dos modelos: el LG OLED TV 4K B6P de 55″ y el LG OLED TV 4K BP6 de 65”.