House of Cards: cuenta regresiva para la quinta temporada

Desde que estrenó la serie en 2013, House of Cards ha relatado de manera cruda y atrapante, la historia del ascenso y llegada de Frank Underwood a la Casa Blanca. Hoy, 52 capítulos después, los fanáticos de la serie están contando los días que faltan para reencontrarse con quien probablemente sea uno de los políticos más inescrupulosos, maquiavélicos y retorcidos de la televisión.

¿Y cómo quedaron las cosas al finalizar la cuarta temporada? En el último capítulo, Frank Underwood anunciaba el comienzo de la guerra contra el terrorismo. Un anuncio que es un intento por tapar la investigación que el periodismo lleva adelante, y que amenaza con echar luz sobre su más que oscuro pasado. Pero que también es parte de una estrategia para apuntalar su alicaída imagen.

¿Cómo seguirá el pacto entre los Underwood? ¿Podrán sostenerlo para mantenerse en el poder? Y los intentos por librarse del rival electoral Will Conway, ¿tendrán  los resultados que esperan?

El primero de los 13 episodios de esta nueva temporada está cerca y la fórmula presidencial Underwood-Underwood parece decidida a perpetuarse en el poder. “El pueblo estadounidense no sabe qué le conviene, yo sí”, dice Frank Underwood al comienzo del tráiler que Netflix estrenó hace apenas unos días, y que podés ver ahora.

La serie, además de ser innovadora a nivel narrativo, también lo es en el aspecto visual. Tanto es así, que House of Cards fue el primer contenido que Netflix emitió en formato 4K.  Para aquellos que quieren disfrutar de la quinta temporada de la serie en calidad Ultra HD, Netflix recomienda el LG Ultra HD Smart TV 55”. La tecnología de este poderoso Smart de LG, (que cuenta con HDR Pro, 3D Color Mapping, y sonido ULTRA Surround), transforman la TV, en una experiencia totalmente inmersiva.

Otra de las recomendaciones de Netflix para ver programación en calidad Ultra HD, es contar con una velocidad de conexión estable de 25 megas, que permite disfrutar de los contenidos con buena fluidez.

Así que si querés arrancar la quinta temporada como si estuvieras en la mismísima Casa Blanca, nada mejor que estrenar en mayo por partida doble.