Cuidar el medio ambiente empieza por casa

El cambio climático y la crisis energética son una realidad que compromete el futuro de las próximas generaciones. Desde cada hogar podemos hacer nuestro aporte para cuidar el planeta.

Ya no es novedad que los efectos del cambio climático se hacen cada vez más evidentes: los glaciares desaparecen, se extinguen especies de animales por la destrucción de sus hábitats y se producen sequías e inundaciones, entre otros desastres. La crisis energética a nivel mundial también se hace sentir con fuerza y es necesario cuidar cada vez más el consumo (especialmente eléctrico y de gas) para que el costo de vida no se dispare drásticamente.

Estos dramáticos resultados nos llevan a una conclusión muy clara: el cuidado de la energía y el medio ambiente no debe ser sólo una cuestión de políticas de Estado, sino que también debe trasladarse a los hogares ¿Pero cómo ahorrar energía y ser eco-friendly con el incremento de los productos tecnológicos y electrodomésticos en nuestras casas? Las respuestas hay que buscarlas sin dudas en los hogares inteligentes.

Hoy contamos con muchos productos que están comprometidos con el cuidado del planeta. Desde modernos sistemas de iluminación LED, hasta diversas líneas de electrodomésticos, cuyo objetivo es ahorrar energía y proteger el medioambiente.

Las heladeras Door in Door, de LG por ejemplo, tienen una puerta adicional donde el usuario almacena los alimentos que más utiliza. De esta forma no es necesario abrir completamente el refrigerador, evitando que ingrese aire caliente que desestabiliza la temperatura del interior y obliga al motor a trabajar más.

Por su parte los electrodomésticos con motores Inverter eficientizan el uso de la energía y permiten ahorrar en costos de luz. Al mismo tiempo estos sistemas tienen menos desgaste por lo que alargan la vida útil de los productos por 10 años.

Algunos electrodomésticos que poseen este tipo de motores son los lavarropas y los lavasecarropas de LG, que no sólo ahorran hasta un 15% de energía eléctrica, sino también hasta un 40% de agua, un recurso natural cada vez más escaso.

Otro ejemplo de productos eco-friendly son los acondicionadores de aire Artcool y Mega Inverter de LG, que consumen un 35% menos de energía frente a otros aires acondicionados con motor convencional. Estos también cuentan con el modo Active Energy Control, que permite elegir el nivel de consumo energético y brinda una potencia de enfriamiento más rápida.

Muchas de estas tecnologías han sido reconocidas en el ranking Top Ten de consumo energético presentado en marzo por la Fundación Vida Silvestre, y en donde se destacan los electrodomésticos energéticamente más eficientes del mercado argentino.


Algunos  consejos de la Fundación Vida Silvestre, para colaborar con el ahorro energético:

  • Al momento de la compra, siempre optar por electrodomésticos con etiqueta energética Clase A (nivel más alto de eficiencia de energía).
  • Cuando usamos los acondicionadores de aire, éstos deben estar en 24ºC y colocados de 1.80 a 2 metros de altura para hacer más efectiva la refrigeración.
  • En el caso de los freezers, es fundamental controlar que no se forme hielo en las paredes, ya que una capa de tan sólo 3 mm incrementa el consumo de energía en un 30%.

El cuidado del planeta no es responsabilidad exclusiva de los gobiernos y las instituciones. Dejar un mundo habitable para las próximas generaciones también depende de nosotros.

  • Share/Bookmark

Deja un comentario